Seguidores

lunes, 25 de junio de 2012

LA PESCA Y EL FENÓMENO DE INTERNET.ARTÍCULO DE JUANMA CANO

LA PESCA Y EL FENOMENO DE INTERNET
LUCES Y SOMBRAS
Artículo escrito por Juanma Cano,bloguero de http://rincondemipesca.blogspot.com.es/
Es absolutamente sorprendente como ha evolucionado la comunicación en los últimos tiempos .
Hoy en día tenemos la posibilidad de compartir con quien queramos cualquier instante de nuestra vida ya sea reciente o incluso interactivamente gracias a internet. La pesca ha reflejado ciertos cambios debido a estas causas. Este mundillo tan hermético de secretismos, las sombras que habitualmente lo tapaban parecen haberse desvanecido por la iluminaria de la información que porta las redes sociales e internet. Es como si en un viejo desván cargado de tesoros, se hubieran abierto de par en par las cortinas que custodiaban en penumbra la realidad que contiene. Aún así hay quién se resiste en reconocer la realidad tal y como es; e intenta distorsionar la evidencia ( que sus motivos tienen ) pero esta avanza a pasos de gigante desmaquillando cualquier intento de disimular la realidad. Este fenómeno merece la pena ser analizado por muchos motivos . Uno de ellos por ejemplo es que la afición se ha multiplicado de una manera considerable. Muchos de los nuevos aficionados no son conscientes de lo privilegiados que son, aunque todos mejor dicho estamos aprovechando el poder de la información que durante años se obtenía con cuenta gotas y ahora campa a sus anchas en la red a la velocidad de la luz y que bien manejada puede ahorrarte muchísimo tiempo, dinero, sacrificio, y un largo etc,etc de inversión para obtener buenas capturas.


Aunque también este fenómeno esta siendo bastante perjudicial para nuestra afición pues entre todos estamos sentenciando nuestro deporte con comportamientos negativos como la captura de minitallas, captura con artes de pesca ilegales, ensuciando el medio, no respetando los horarios de bañistas y muchos más comportamientos que las autoridades no pasan por alto ya que el número de denuncias se ha incrementado de manera considerable y nos acechan medidas que si bien no las apruebo pues, como ser humano he de reconocer que aunque el grueso de pescadores de costa tenemos educación social para practicar este maravilloso deporte somos muchos los que incurrimos en comportamientos negativos o lo permitimos.....
Recuerdo cuando mi padre y yo íbamos de pesca hace ya más de 20 años, con un material casi básico. Pues nosotros iniciamos la práctica del surfcasting a principios de los 90, después de que mi padre vendiera su material de cacería, que desde joven practicaba la caza, y decidiera cambiar las escopetas por las cañas. La cacería se encareció de forma desmesurada. Yo que siempre lo que acompañaba desde antas de aprender a hablar por el campo también acabé haciéndolo en la playa.
Con apenas 8 años ya tuve mi primera caña de pescar de dos metros de longitud. Mientras mi padre se iniciaba en el mundillo aconsejado de gente del pueblo que habían compartido con él la afición a la caza y que se cambiaron a la pesca con anterioridad, poco a poco empezó a tener capturas a base de insistir una y otra vez pues volvíamos a casa con mas pena que gloria la mayoría de las veces. Yo desde ya pequeño tenia la sana costumbre de anotar los resultados desde muy temprana edad y la verdad es que hoy en día me alegro. Cada salida la hacíamos con diferentes pescadores todos con el surfcasting en común pero con una manera de practicarlo diferente, buscando en cada ocasión especies determinadas distintas (una vez íbamos a herreras, a sargos, a besugos) en esos tiempos los cardúmenes de peces que se concentraban por las costas del sur eran cantidades algo superiores a las actuales. Sólo salíamos de pesca los fines de semana ya que el trabajo de mi padre no nos permitía otra cosa pero eso si, no perdonábamos ni uno sólo, machacando uno tras otro viniéndonos de vacío la mayoría de ellos. Con el paso de los años fuimos afinando el equipo y comenzamos la persecución de las grandes doradas. Aún entonces era difícil su captura. Recuerdo las continuas escapadas a tierras gaditanas, Zahara, Conil, Tarifa, Bolonia, Barbate, Chiclana, Cabo Roche.... Muchísimos kilómetros pero sin suerte. Lo único que apuntaba en cada salida además del 0 era lo que cada pescador que nos acompañaba en el R18 de mi padre me aportaba que no era poco. En estas playas aprendí a lanzar a la media vuelta tuve el privilegio de que me enseñara un campeón provincial de casting del momento, que una y otra vez me explicaba las pautas del lance, comencé a aprender a leer el mar y las playas, y aprendí a montar variedad de aparejos según el momento, a recolectar cebos (gusanas, cangrejos) a dejar la playa limpia, devolver las capturas que no daban la talla, a respetar los horarios de pesca. Pero nuestro objetivo no se cumplía el de la gran dorada. A veces pescábamos día y medio soñando con la gran picada. En otras ocasiones llegábamos tras dos o tres horas de camino y las algas, el viento o el correntin no nos dejaba pescar. También estaban los días en que en la playa todos sacaban grandes doradas menos nosotros. Así una y otra vez a veces nos preguntábamos que es lo que hacíamos mal pero la ilusión seguía intacta pues continuábamos machacando. Un sábado después del almuerzo nos plantamos en la ahora de moda Valdevaqueros (espero que no lleven a cabo el proyecto) En esta ocasión solos mi padre y yo ya que se planeó de forma espontánea. A las 5 de la tarde hora torera las entonces sunset campeona de Francia que tenía mi padre montada con tita, ¡¡¡por mi madre!!! que casi toca la arena con la punta. Se arqueó de tal manera que no me lo podía creer. Avisé a mi padre y corrió hasta ella, se dispuso a clavar y el bicho le avisó con una carrera impresionante de que era bueno, Tardó en sacarla mas de 20 minutos pues presentó gran batalla el animal que había mordido por el labio y estaba entera, cuando llevaba mi padre la mitad del recorrido ganado al animal una ola de poniente nos reveló como en una instantánea que se trataba de un gran ejemplar. En aquel tiempo ya se encontraba ubicada la escuela de windsurf en esta playa y aunque nosotros nos colocamos fuera de espacio reservado para ellos algunos de ellos se salían de la zona acotada y pasaba a gran velocidad cerca de donde se libraba nuestra particular batalla. Tendríais que haberme visto rompiéndome la garganta, braceando y rezando para que una tabla no cortara el sedal. Ante el aplauso de una excursión de japoneses que se encontraba por allí haciendo fotos y expectantes, mi padre cobró su recompensa una cabezona de 4 kilos. Con las lágrimas saltadas nos fundimos en un gran abrazo. Recuerdo que echamos la noche y aunque no sacamos nada más me pasé toda la noche mirándola con una sonrisa pensando “lo que ha costada dar contigo”.



Foros de pesca, webs de información meteorológica, tablas solunares, blogs y webs de pescadores, todo esto son herramientas que debemos aprender a utilizar y que mal utilizadas se volverán en nuestra contra. La información que nos aporta son de un valor incalculable para todos los pescadores y por lo que he observado no hay conciencia de ello pues el boom informativo nos pone en bandeja obtener buenos resultados ahorrándonos el camino recorrido por quienes a pie de playa habiendo invertido tiempo, dinero e ilusión con números bolos a cuestas, habiéndose roto las espaldas con las antiguas canesan de 5 metros y con dolores de hueso a consecuencia de la humedad de la mar tras las largas jornadas de pesca para esperar al pescao y quienes hoy en día muchos de ellos ven como se les prohíbe pescar en zonas antes permitidas y se les reduce el horario de práctica o se les multa por coger una jibia y llevársela a casa, o se le exige permisos,seguros, el tiket de haber comprado el cebo; en fin …...
Otra manera en la que se utilizan mal estas herramientas es por ejemplo a la hora en que nuevos aficionados piden consejos en los foros para comprarse una caña de pescar y aunque siempre hay algún moderador que pone un poco de cordura muchos que se suponen expertos pescadores y por que hallan sacado diez, veinte o treinta dorás ya así se consideran cuando muchos de ellos pesca de forma antirreglamentaria, con cañas de más, fuera del horario permitido o la zona adecuada; entonces empiezan aconsejarles cañas caras, duras, de prestaciones altas a una persona que no sabe aún lanzar y es nueva en esto, que todavía tiene que pasar por irse de vacío a su casa y comprender que las capturas que se ven en internet de los buenos pescadores auténticos que por suerte si que hay en la red son fruto de muchas horas dedicadas y fracasos cosechados, tan solo son momentos dentro de años de dedicación.
Sin embargo también hay quien ha aprovechado el poder de la información y con poco tiempo dedicado a esta afición se ha convertido en un pescador limpio, técnico capaz de planificar una jornada de pesca que le de resultados y que encima trasmite para los nuevos aficionados muchísimos valores humanos tan asociado a esta pasión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...